TESTIMONIOS

Las personas que han trabajado conmigo en terapia, te cuentan su experiencia:

Después de muchos años con ansiedad, los pensamientos catastróficos, los diálogos infinititos en la cabeza y un estado de alarma permanente formaban parte de mi día a día, los normalicé, no me permitían sentirme plena. Sin embargo, un periodo especialmente doloroso me hizo tocar fondo, me deprimí y empecé nuevamente a leer sobre la ansiedad. De alguna manera, topé con Helena en internet y sus videos y podcast me devolvieron las ganas de moverme. Jamás había trabajado la autocompasión, la aceptación y el autocuidado como con ella (he pasado por otros tres psicólogos), en cada sesión me ha facilitado herramientas que a día de hoy son indispensables en mi vida. He aprendido a meditar, a escuchar mi cuerpo y a hacer las paces con mi pasado, con personas importantes y conmigo misma. Mi manera de ver la vida ha cambiado, la ansiedad ya no me da miedo, nunca creí que pudiera tener esta calma en mi mente incluso en momentos duros. No tengo palabras de agradecimiento suficientes para trasmitirle a Helena lo mucho que me ha ayudado a evolucionar. Soy otra persona, mucho más segura, compasiva y serena. Cuando aprendes a dejar de luchar contra el sufrimiento, éste deja de tener tanta fuerza y puedes trabajar contigo mismo. La terapia con Helena ha supuesto un punto y aparte en mi vida, nunca había sentido tanta serenidad y calma como la que siento hoy, ha cambiado mi vida. 

Olatz

Un gran periodista polaco ya fallecido, Ryszard Kapuscinky, decía que no se puede ser buen periodista sin ser buena persona. No sé si esto mismo es aplicable a los psicólog@s pero desde luego lo es a Helena Echeverría, buena psicóloga y, en lo que la conozco tras más de un año de terapia, muy buena persona. Hay que serlo para tomar decisiones pensando en su paciente antes que en ella: Enrique, me dijo, este es el momento de dejarlo y que vuelvas a volar solo. Me costó, la verdad, porque las terapias de Helena no sólo me fueron muy útiles emocionalmente sino que en ellas desplegó un abanico enorme de herramientas que hacían de cada sesión un pequeño, a veces doloroso, cierto, descubrimiento. De algunas, que me sonaban absurdas (dame fotos de tu infancia) sacó (saqué, sacamos) petróleo. Siento por ella un profundo y sincero agradecimiento y sólo el hecho de saber que está ahí, entregada con generosidad a sus redes sociales (haciendo el bien, es lo que hacen las buenas personas) es para mí una tranquilidad y seguridad. Difusa, ya casi lejana, pero tranquilidad. Así que gracias, Helena.

Enrique

Aunque mi ansiedad venia desde la infancia, nunca había estado tan mal. No comprendía nada, ni tenía ni idea de cómo aplacar todas esas emociones, sentimientos y malestar que me invadieron cada día durante meses. Un día, buscando en Internet algo que pudiera ayudarme, conocí a Helena a través de su canal de YouTube, conectando inmediatamente con su forma de explicar lo que yo estaba sintiendo en ese momento. A pesar de que me llevó un tiempo dar el paso, contacté con ella con el propósito de empezar un proceso de terapia. 

Helena me encontró rápidamente un hueco en su agenda y empezamos a encontrarnos semanalmente vía online. Aunque al principio me costó abrirme y creer, ahora puedo decir que desde el primer día me proporciono herramientas que ya me fueron ayudando poco a poco. Es la primera vez que empezaba a entender de verdad lo que significa la ansiedad, como se origina y cómo podía afrontarla desde una perspectiva muy diferente a todo lo que había visto hasta el momento. Con el paso del tiempo y con la ayuda de Helena, empecé a generar hábitos muy saludables, a cuidar de mí y a evolucionar y madurar como persona. 

Nunca podré mostrar suficiente gratitud y admiración por cómo me ha acompañado durante todo el proceso. Paciente, inteligente, empática… Helena me ofreció desde el minuto 1 un trato muy cercano, lo cual me ayudó a sentirme más tranquilo durante las sesiones. Tras muchas fases y altibajos, ahora puede decir que dispongo de un montón de herramientas para gestionar la ansiedad y manejar mi vida tal y como deseo, superando poco a poco mis miedos a partir de unos pilares muchos más sólidos, así como un mayor autoconocimiento. 

Agradezco a Helena de todo corazón el trabajo realizado, porque gracias a su metodología, pasión por su trabajo, talento, conocimiento, comunicación sencilla y cantidad de recursos, he podido madurar y crecer como persona, convirtiéndome en una nueva versión de mí mismo más independiente en lo emocional y más consciente de lo importante que es construir una vida de acuerdo con tus valores.

Manuel

Para mí, mi experiencia con Helena ha significado un antes y un después en mi vida. Yo siempre he sido una persona con mucha tendencia al perfeccionismo y al control, lo que a lo largo de los años se fue traduciendo en ansiedad y en visitas a varios psicólogos sin ningún éxito. Pero con Helena todo fue diferente. Ella es una persona que transmite calma, escucha activamente, ahonda en los porqué y, con el tiempo, te ayuda a encontrar tus propias herramientas para lidiar con aquellas emociones que nos resultan difíciles de lidiar. Después de haber sufrido ansiedad la mayor parte de mi vida, hoy puedo decir que finalmente he aprendido a gestionarla, que me siento bien e incluso intento ir más allá para expandir mi zona de confort y «ganarle terreno» a la ansiedad. No sé cómo expresar lo muchísimo que recomiendo a Helena, porque es una gran profesional y porque gracias a su ayuda hoy me siento como jamás pensé que podría volver a sentirme.

Ana

Fui paciente de Helena, quien me trató por ansiedad generalizada y un largo historial de depresión resistente. Decidí iniciar el tratamiento de manera online. Debo decir que lo que aprendí con ella fue la base de mi bienestar actual. Llegué a ella con un largo bagaje que me pesaba mucho y me encontré con alguien que sabía muy bien lo que tenía delante. Me trató con una profesionalidad, un conocimiento y una empatía que fueron claves para mi recuperación. Sabía detectar las trampas de mi mente y me enseñó los recursos que necesitaba conocer para, no solo restablecerme en aquel duro momento de mi vida, sino para evitar que la pauta se repitiera en el futuro.

Su enfoque integral, tan profundamente humanista, aúna algo que yo creo que fue clave para el éxito de mi caso en particular: una combinación de enseñanzas fruto de sus constantes estudios que te sirven para introducir cambios allí donde quizá puedes estar incidiendo en dinámicas que te perjudican, equilibrado al mismo tiempo con la aceptación de aquellas cosas que, de por sí no te están haciendo daño; lo que te hace daño es no aceptarlas, y eso quizá sea más complicado, pero no por ello menos necesario.
Hace un año y medio que terminé mi tratamiento con ella y fue una de las mejores decisiones que he podido tomar. Mi compromiso con mi bienestar emocional no ha cambiado y sigo aplicando muchas de las cosas que me enseñó y nunca me pierdo un solo episodio de su magnífico podcast “Psicoguías”, del cual sigo extrayendo valiosas estrategias.

Álvaro

Todos los derechos reservados. PsicoGuias 2023. Registrado en SafeCreative.

Términos y CondicionesPolítica de Privacidad.

Pin It on Pinterest